¿Quién se puede resistir a unos crujientes e irresistibles aros de cebolla?  Bien sea como acompañamiento o como ración para picar estos aros de cebolla serán la tentación de cualquier invitado que tengas en casa.